Páginas

domingo, 28 de noviembre de 2010

la irrupción de lo inesperado

9 comentarios:

Roberto Ayape dijo...

Queda muy bien esa inesperada moto entrando en la foto desde la izquierda, imagino el ruido de su motor según pasa por la calle y se esconde entre los edificios. Que por cierto, vaya dos edificios más guapos.

Saludos,

Rayuela dijo...

qué irrupción tan ruidosa!
hermosos edificios!y esa callejuela...caminaré por ahí...mientras veo a dónde va el motociclista...

besos*

virgi dijo...

Por ahí paseé yo varias tarde en el verano del 2009. ¡Qué ciudad preciosa!

irene dijo...

Preciosa foto que nos lleva a tiempos muy remotos, pero que nos vuelve a la realidad con la irrupción de la moto, uniendo el pasado y el presente, muy buena foto.
Besos, Antiqva.

More Baker dijo...

Qué fotos tan maravillosas, vine a verte desde el blog de Marinel a quien le agradezco esta tan agradable sorpresa.
Te felicito.
Saludos

Gaspar de Jesus dijo...

Parabéns pelo excelente trabalho que apresenta.
Obrigado por seguir o ARTE FOTOGRÁFICA.
Abç
G.J.

Janeth dijo...

Mo querido Antiqva, que bien tomada esta foto, esos edificios tan nobles como altos, las personas se ven tan pequeñitas,.... muy linda toma...

Sujari Bejarive dijo...

Impresionante. Y yo sin conocer todavía esa bella ciudad. Gracias por esta foto y por tu visita.
Un abrazo.

María dijo...

¡¡¡Preciosa imagen!!!! y quedó ahí fotografiado el motero jajaja.

Un beso.