Páginas

viernes, 30 de marzo de 2012

Mujeres en la ventana

Apertura f/5,6
Tiempo de exposición 1/60 s
Velocidad ISO - 200
Distancia focal 18 mm
Compensación de la exposición -0,30

Uno quisiera pensar que otros mundos son posibles...

(Sobre una creación de Antonio Quintana)

11 comentarios:

VENTANA DE FOTO dijo...

Una excelente aportación has hecho con esta entrada. Extraordinaria nitidez y hermosas texturas.

Que pases una buena Semana Santa.

http://ventanadefoto.blogspot.com.es/

VENTANA DE FOTO dijo...

Amigo. Gracias por la información pero tengo mis limitaciones. Primero tengo familia y mi marido precisamente, de fotografía nada. Cuando hemos estado dando una vuelta por algún lado y algunos turistas le han pedido que les haga una foto me los remite a mí.

No conducimos por lo que todas las salidas la hacemos en transporte público y eso limita.

Lo que hago es aprovechar los lugares que visito para tomar fotos, aunque hay que confesar que muchas las tengo que tirar a la carrera.

Esperaré el reportaje que nos ofreces.

http://ventanadefoto.blogspot.com.es/

América dijo...

Maravillosa fotografía,es impresionante la nitidez y calidad.
Claro que hay otros mundos posibles,por lo menos en la imaginación.
Besos.

Miluna dijo...

precioso me encanta!!
se sale de la pantalla de lo real que parece...


Besos y Sonrisas ...cielo

virgi dijo...

¿Estarán esperando a que les saques una foto?
Besos besos

MariluzGH dijo...

Es un cuadro magnífico y tu fotografía así lo atestigua. Gracias por traerla

un abrazo :)

Rosario Cabrero dijo...

¡Que maravilla de foto! Parece que están ahí esperando algo importante.
Un abrazo

Maribel Martin dijo...

Que buenaaa, me encanta
me gustaria hacer cosas asi
felicidades

Alezhi dijo...

Que buena captura de esa obra tan peculiar, que refleja que así como los gatos somos curiosos y chismosos y a veces poco discretos.

Saluditos

Remei dijo...

Arte sobre arte amigo...la vi hace unos días en reader...y ya quedé prendada...
Besos!

Myriam dijo...

Son posibles... peor para crearlos, primero hay que soñarlos...